Clutch o cómo pasarse el rock en modo leyenda

I love your spirit Barcelona, gritó Neil Fallon al público.

No es nuestro espíritu lo que amas Neil, es nuestra voluntad de vivir, de sobrevivir a semejante ejercicio de demolición sónica. La Sala Apolo de Barcelona aguantó, por muy poco, los envites rockeros de la banda de Maryland. Y nos demostraron porqué son, de forma incontestable, un diamante del rock genuino americano.

clutch sala apolo

Existe un término en el mundo de los videojuegos que hace referencia aquellos títulos de gran calidad, que por distintos motivos, no han llegado al gran público. Hablamos de los videojuegos sleeper: artefactos, que injustamente, no han acabado en manos de más gente pero que cuentan con indiscutibles virtudes. Es inevitable que esto añada cierto misticismo al estatus de tales obras, como si un gran tesoro por descubrir habitara en alguna cueva de la cultura popular. Y Clutch, en la música, es justamente eso. Un escondido tesoro del rock. Una banda que atesora una calidad superlativa, que hincha los pulmones, y nos demuestra en bocanadas de rock grueso y a través de un inmaculado e impecable expediente, que su trayectoria tiene brillo, sorpresa, ruido y furia en cada entrega.

clutch concierto sala apolo

Con honestidad brutal, Clutch ha despachado, desde el sorprendente Transnational Speedway League (1993) hasta el robusto Psychic Warfare (2015) una serie de discos  bien cuajados donde destaca un marcado sonido stoner que incorpora influencias añejas como el blues y el funk. Bajo una brillante fórmula, la banda ha sabido evolucionar paulatinamente y entregar auténticos discazos de la talla de Blast Tyrant (2004), From Beale Street to Oblivion (2007) o el más reciente Earth Rocker (2013). No hay disco malo en Clutch, sino un despliegue de artesanía musical, que es a todas luces un ejemplo de coherencia y buen hacer en esta bella locura que es el rock.

Tras unos entregados teloneros Lionize vinieron los calurosos Valient Thorr (Joder qué bien suenan Double Crossed y Man Behind The Curtain) con Valient Himself demostrando que es un chiflado (y adorable) frontman y una banda que sonaba ruda, con sabor sureño y un inconfundible sello underground.

Parece que estén escuchando ópera, se oyó decir a un aficionado frustrado por la tibia reacción del público al término del show de Valient Thorr

Todo eso pareció cambiar con Clutch. El público se transformó. Con toda la precisión que pueda atribuirse al término transformar. Los perros viejos salían al escenario para escupir todo su arsenal empezando por un misil de corto alcance, X-Ray Visions que pareció despejar cualquier duda de lo que ahí iba a suceder: Neil Fallon, Jean-Paul Gaster, Tim Sult y Dan Maines iban a cogernos del cuello y asfixiarnos en su arenoso repertorio de guitarrazos pesados y voces penetrantes.

clutch neill fallon

Una tras otra, las canciones iban dejando un poso de que algo grande estaba pasando. Porque cuando unas grandes canciones suenan mucho mejor en directo, ejecutadas a la perfección, con todas sus virtudes amplificadas  y un público totalmente embrujado, sabes que esa grupo tiene algo. Sabes que ese grupo brilla con la magia de las grandes bandas, con una fuerte personalidad y un sonido muy suyo. Que en directo no sólo son un panzer blindando sino que tienen el maravilloso talento de mutar y cambiar la piel de temas, como por ejemplo Spacegrass, que literalmente es otra canción. Más pesada. Más atmosférica. Más Clutch.

La voz de Neil Fallon suena imponente en directo. Como si te hablara Clint Eastwood ordenándote que le traigas el bourbon. Como si tuvieras que hacerle caso porque en la profundidad de su voz hay algo que te acaba convenciendo.  Y es su mirada afilada y su voz rocosa la que te acaba guiando a través de su speech. Dentro de unos horas, tocarán en Madrid. Preparaos muchachos, para un infierno que da mucho gusto presenciar, y para el puñado de euros y birras mejor invertidas de vuestras vidas.

neill fallon clutch

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando el consentimiento de su uso.
Para más información puede dirigirse al siguiente enlace: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies