Polybius, la mortal leyenda de los videojuegos vuelve para VR

Anunciado en el blog oficial de Playstation, el videojuego Polybius llegará exclusivo para PlayStation VR de la mano del  diseñador y programador de videojuegos, Jeff Minter. No será el original, si es que existió alguna vez, pero iros preparando para la locura, porque igualmente será un chorro de estimulantes inyectados directamente en la retina.

Es una de las leyendas urbanas más famosas del mundo de los videojuegos, un arcade que causaba efectos muy graves para la salud de quienes lo jugaban, llegando incluso a provocar la muerte.

La leyenda

Polybius aparecía en 1981, una recreativa arcade totalmente desconocida y de la cual solo llegaron unas pocas máquinas que se distribuyeron por algunos salones recreativos en los suburbios de Portland, Oregón.

Maquina Polybius

La misteriosa máquina era totalmente negra, sin adornos, solo su nombre y unos controles igual de simples; una palanca y un botón. El juego en si era algo parecido a una mezcla entre Asteroids y Tempest, ambos juegos de Atari, pero con una diferencia curiosa, mientras que en estos desplazamos la nave por el escenario, en Polybius es el escenario lo que se mueve rotando alrededor de la nave, que sumado a luces y colores parpadeantes, gráficos vectoriales estroboscópicos y sonidos sintéticos, creaban un viajecito lisérgico en el que no es de extrañar que te dejara el cerebro como una papilla.

De hecho, los efectos del juego eran devastadores para aquellos que se atrevían a probarlo, causando afecciones neurológicas de todo tipo; mareos, vómitos, tics nerviosos, amnesia, ataques epilépticos, alucinaciones y terrores nocturnos; resumiendo, que te ibas calentito a la cama.

Aun así, el juego creaba una adicción descomunal y al día siguiente de su aparición ya había largas colas para poder echar unas partidas, pero a su vez, los jugadores sentían odio y rechazo hacía el juego, que no es de extrañar teniendo en cuenta el chunguele que te daba, pero es que la cosa no termina ahí, algunas personas afirmaron ver caras fantasmales por la pantalla o mensajes subliminales tales como “Kill yourself” (suicidate), “No imagination” (sin imaginación), “No thought” (no pienses),  “Honor apathy” (honra la apatía), “Do not question authority” (no cuestiones a la autoridad), “Conform” (confórmate) o “Surrender” (ríndete).

¡No suena mal! ¿Una recreativa epiléptica, que te destroza las neuronas y que te anima a suicidarte? Ponme tres, gracias.

¿Y quien es el responsable de esa bestia?

Pues como buena leyenda que es, su origen pasa por una empresa llamada Sinneslöschen Inc, que por supuesto, se sospechaba que había podido ser contratada por el gobierno de Estados Unidos. Algunos testigos, afirmaron ver a hombres vestidos de negro acceder a la máquina y recoger información sobre las puntuaciones o cambiar la configuración en un menú oculto en el que se podían activar o desactivar opciones como hipersomnia, insomnio, narcolepsia, pesadillas, terrores nocturnos, somniloquía, sonambulismo, parálisis del sueño, alucinaciones hipnagógicas, alucinaciones hipnopómpicas y desorientación. Nada que envidiar a las configuraciones de videojuegos de PC actuales.

Las máquinas de Polybius no duraron mucho, los hombres vestidos de negro retiraron las máquinas de los salones recreativos después de que un jugador que echaba una partida sufriera un shock que acabó con su vida.

Debido al poco tiempo de vida de la máquina y su escasa distribución, no existen imágenes del juego y los que afirman haber jugado apenas pueden recordarlo, así que nunca se ha podido comprobar la veracidad de la historia. Lo más probable es que nunca existiera o que sea una historia exagerada y deformada a partir de otro juego, pero lo cierto es que la leyenda está tan extendida que se pueden encontrar recreaciones de cómo sería el juego según las descripciones e incluso apareció un guiño a la recreativa en los Simpsons en el episodio 3 de la temporada 18, “Please Homer, Don’t Hammer ‘Em”.

Polybius en los Simpsons

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando el consentimiento de su uso.
Para más información puede dirigirse al siguiente enlace: política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies